El mantenimiento en el tejado

Un tejado enfermo podría tener rajaduras, goteras, drenajes insuficientes, tejas rotas, errores de diseño, colapso en el encuentro entre teja y muro perimetral, ventilación insuficiente.

Tejados con goteras por rajaduras debidas a fallas en el empotramiento entre vigas y tirantes y las paredes y muros de carga; hay dilatación diferencial entre distinto tipo de materiales. Hay que sellar el encuentro teja - pared.

tejado2

Si los cabíos y vigas son de madera recuerde evitar la putrefacción debido a las goteras que han sufrido y protegerlos con barniz, siempre reemplazando aquellos que no ofrezcan la resistencia necesaria para el tejado.

Los tirantes y vigas del tejado deben poder expandir por dilatación longitudinal, si se los fija a una viga riostra de encadenado, debe dejarse que la viga de madera dilate, dejando hojales pasantes y sellar el encuentro entre cabío y encadenado con una envolvente del agujero con lámina de espuma de polietileno y masilla poliuretánica en el contorno.

Las tejas que van en la cumbrera del tejado se deben pegar sin rigidizar el alma de la teja, si se empleó mortero y no espuma de poliuretano, con la finalidad de no interrumpir la ventilación de una hoja del tejado a otra, no emplear pegamentos ricos en cemento, se prefieren morteros de una parte de cemento y cinco partes de arena, coloreados con tierras ferrites, empastando con una emulsión de agua.

Gran error; colocar el aislamiento hidrófugo del tejado sobre el tablero de madera, y clavar; pues, aquí ya estamos perforando la impermeabilización del tejado. Se deben usar listones escurrideros, con sección trapezoidal, y clavarlos longitudinalmente en coincidencia con las vigas de soporte del tejado, luego colocar la tela impermeabilizante y clavar finalmente todo el conjunto con ayuda de un listón transversal a la pendiente del tejado, un yesero.

Directamente sobre el tablero del tejado, ese entablonado que se coloca sobre las vigas, se coloca primeramente la barrera de vapor y el aislamiento térmico, siempre debajo de la tela impermeabilizante; el aislamiento térmico no debe mojarse, ni por filtraciones de agua de lluvia, ni por condensación desde el interior.

Los drenajes, canalones y canaletas del tejado son muy importantes, siempre bien diseñados, con bajantes de diámetro suficiente, y con una rejilla de alambre para evitar que la hojarasca tape las canaletas del tejado; coloque drenajes generosos, si exagerar, con alas de 20 a 35 cm debajo de la primera línea de tejas. No está demás agregar tejas de ventilación para provocar corrientes de aire para nivelar el comportamiento higrotérmico del pleno de la cubierta de tejas.

tejado

About the Author

cmera

Leave a Comment