Calidad del aire en recintos cerrados

Mantener la calidad del aire interior en lugares cerrados donde es necesario de un aire limpio es una tarea fácil.

Los requisitos de ventilación y filtración, como expulsar el aire contaminado y la introducción de suministro de aire limpio, pueden ser una necesidad latente para edificaciones como hospitales u oficinas.

Las instalaciones de conductos de aire acondicionado en estos lugares ofrecen el número recomendado de cambios de aire por hora, además del uso de filtros de alta eficiencia para contener las partículas de aire en ciertas áreas críticas.

Por ejemplo, los hospitales están obligados a mantener el control de la presión de aire diferencial entre las diversas áreas para asegurar la limpieza del ambiente. Por lo tanto, estos centros necesitan de instalaciones de aire que se encarguen de limpiar la corriente de aire y evitar la propagación de agentes patógenos.

La capacidad de aislar rápidamente del ambiente a los pacientes con enfermedades infecciosas es la función clave de este tipo de instalaciones, que buscan poder mantener la calidad del aire en las recintos de salud. Aunque lo ideal sería que todos los hospitales tuvieran un grupo de salas de aislamiento permanentes, con sistemas de ventilación exclusivos, una solución más práctica consiste en el uso de unidades portátiles de filtración para lograr el aislamiento temporal de la presión de aire negativa, desde habitaciones individuales hasta plantas enteras.

Pero no sólo para los hospitales son prácticas las instalaciones de aire acondicionado, en general, para mantener un ambiente sano en un recinto cerrado es importante tener una buena ventilación, que garantice la frescura de quienes se encuentran allí y un flujo cambiante del aire.

En el caso particular de los hospitales y centros de salud, ya sea que se trate de un brote de gripe o casos complicados de tuberculosis multi-resistente, muy pocos hospitales tienen la suficiente capacidad para tener una sala fija de aislamiento que responda adecuadamente y que posea total independencia de sus instalaciones de aire.

Debido a la naturaleza y la variedad de los desafíos que enfrentan los equipos de mantenimiento y limpieza de las instalaciones de aire, las soluciones de contención frente a la escasez de salas fijas de aislamiento deben ser móviles, resistentes y flexibles, eso sí, teniendo en cuenta la calidad de las instalaciones, ya que esto garantizará la calidad del aire que se respire.

About the Author

cmera